Tráfico de aplicaciones móviles de terceros

El tráfico de aplicaciones móviles de terceros, ya sea de contenido o de anuncios, puede resultar en altos números de visitantes y vistas de página, pero en poco compromiso o pocas ventas.

Si has optimizado la segmentación y el contenido para mejorar estas estadísticas, el rendimiento bajo pero esperado puede deberse a la experiencia del cliente que hayan generado dichas aplicaciones. Las aplicaciones móviles controlan la forma en la que se les abren los enlaces a los clientes. Lo más común es que los enlaces se abran en una aplicación de vista web, la cual es similar al navegador de la propia aplicación. Este método ayuda a que el cliente se quede en la aplicación. Sin embargo, los clientes no suelen comprar en Amazon desde una vista web ni suelen iniciar sesión. Por lo tanto, es difícil para ellos utilizar la tienda y realizar un pedido. Si vuelven de algún otro lugar para realizar una compra, puede que Amazon Stores no pueda identificarlos como el mismo cliente y atribuirles la venta.

Amazon Stores no controla esta experiencia. Para mejorarla, las aplicaciones de terceros deberán admitir el envío de los clientes a la aplicación de compras de Amazon o al navegador local de un dispositivo móvil cuando los clientes naveguen de la aplicación a una tienda de Amazon.